Un crimen de domingo por la mañana

El naranja ardiente atrapaba mi alma en cada segundo de meditación. Pausado sobre el sofá peleé contra mil demonios. Todos poseían el mismo rostro: el mio.

Unos nudillos tocaron el exterior de mi puerta. Una eternidad de preguntas y un par de vasos de café, para ellos. Llevaba una semana sin saber nada de ella, desde que la había confesado uno de mis mayores secretos. Esta vez, no venía sola.

-Sentimos interrumpirte el domingo por la mañana pero necesito tu ayuda, ella me ha dicho que eres muy bueno en tu trabajo.

– Si, ¿eh?- respondí dejando de mirar a mi interlocutor y mirando a la mujer a su lado.

– He tenido que arrastrarla hasta aquí, no quería que te molestase.

Ella parecía tener un peso imaginario sobre su nuca que la obligaba a no levantar la vista del suelo. Accedí.

– ¿De qué se trata?- pregunté al hombre que la había traído hasta mi casa.

– ¿Significa eso que lo harás?

-Significa que escucharé- me había pasado un poco- eh, has sido tú quien ha venido a mi.- le dije sonriendo.

Una hora más tarde acabamos en un edificio repleto de cercas plastificadas “don’t cross” y policía científica.

-He encontrado un rastro- le revelé al fiscal- voy a seguirlo, se aleja del edificio por aquí, no a través de la puerta trasera.

– Te acompaño- soltó ella después de milésimas de segundo.

– De acuerdo, tened cuidado.

Se acercó a ella al tiempo que yo me alejaba un par de pasos. Tener buen oído puede ser excelente para mi trabajo, puede ayudar a evitar sufrimiento a algunas personas pero en ocasiones, todo ese sufrimiento puede devolvérmelo a mi. En ocasiones como ésta.

– Ten mucho cuidado, te quiero- le confesó él.

-Yo también te quiero- le respondió ella.

Pude escuchar el chasquido de dos labios que se han elegido entre un millón. Después, sus pasos acercándose a mi.

-¿Nos vamos? – me preguntó con un aire de culpabilidad en la mirada.

– Claro, vamos- animé a la reportera sin dejar de sonreír.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s