She

Daba igual si llevaba coleta, la melena rubia que se gastaba desde pequeña me había cautivado, indicándome que más tarde sería raptada de mi lado. El camino no fue sencillo, los secuestradores eran menos humanos que los sentimientos que me empujaban a salvarla.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s